Global searching is not enabled.
Skip to main content

Blog entry by Iglesia AVIVA

Devocional | No escaseará

Devocional | No escaseará

Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó 

conforme a la palabra que Jehová había dicho por Elías. 1 Reyes 17:16 | RVR1960

Nos encontramos en plena crisis mundial por el COVID-19, la cual ha sacudido no sólo la salud, sino también la economía a niveles inesperados. En estos momentos, donde muchos de nosotros hemos perdido empleos, o tenemos situaciones económicas precarias, nos cuesta creer en la provisión de Dios, cuando el problema lo tenemos justo delante. Incluso, en estos momentos, es posible que en ocasiones nos cueste dar porque estamos en de escasez. Además, pareciera que no se habla de otra cosa. Sin embargo, textos bíblicos como estos nos dan ánimo y fe, al ver la provisión y sus promesas sobre otros, las cuales también se cumplirán en nosotros. De algún modo, es un gran aliento cuando sus promesas nos están mostrando la salida a este tiempo de sequía. 

Pero también, no podemos dejar de algo el corazón de una de las protagonistas de esta historia. Es decir, su actitud de dar, de creer y de bendecir en medio de su escasez, hizo que Dios mirase su conducta y actitud al dar. Y esto nos acerca a la importancia de no dejar de ofrendar, de ayudar, de dar y de bendecir, sea cual sea nuestra situación (abundante o escasa). Y aunque dicho así, pudiera resultar o sonar hasta contraproducente, ya que la realidad del ejemplo de esta mujer es que se iba a quedar sin nada para comer y solo le quedaba morir, debemos saber que Dios no se rige por las leyes de los hombres.  Él, que mira desde arriba y todo lo sabe y todo lo ve, observa tu fidelidad para con Él, como entregas con amor, como tu sacrificio es sincero y genuino ante Él. Y esto nos da seguridad y confianza de que Él está mirando nuestro corazón, y que tampoco dejará desamparado y desprovisto a sus hijos. Su Palabra nos promete que no permitirá que sus hijos mendiguen pan. Nos enseña que si Él alimenta a las aves del campo y a los peces en el mar, que ni siquiera trabajan, ¿cuánto más nos alimentará a nosotros que somos más importantes que las aves y los peces? Somos hijos suyos y siempre tendremos su provisión y aliento, que nos mantendrá con su misericordia y amor.

  •  Reflexión: Para entender la palabra de hoy, es necesario leer en la Biblia y estudiar 1 Reyes 17: 8-16. Esta mujer halló el favor de Dios ya que en situación de crisis intensa, en momentos de verdadera necesidad, entregó sin dudar lo que pudo para ayudar al profeta Elías. Y no propuso darle tan solo una cucharita de harina, sino que dio toda la harina que le quedaba. ¡Qué sacrificio tan grande! Estaba a punto de morir, no le quedaba sino eso para sobrevivir, y se lo entregó al profeta Elías. Y lo hizo, sabiendo que si entregaba el aceite y la harina, se quedaría sin nada; y aún así, ella decidió darlo todo sin reservas. Es entonces cuando Dios probó su vida y su fe. Y comprobó que su corazón confiaba ciegamente en Jehová, y que su fidelidad era llevada hasta el último extremo. ¿Cuántas veces Dios no habrá intentado probar nuestra fidelidad y nosotros por miedo o falta de fe hemos fallado en la prueba? Es momento de que comiences a demostrarle a Dios que también confías en Él ciegamente en medio de tu crisis o escasez. ¡¡Su provisión estará presta para cuidarte, como un Padre cuida y provee a sus hijos!!

  • Share